Cada Trimestre El Dorado edita una postal que incluye el programa de actividades. Esta línea de postales va ilustrada en cada ocasión gracias a la colaboración de una selección de artistas visuales que nos aportan su personal visión sobre la cultura flamenca. Agradecemos muy especialmente la colaboración de Toni Sánchez-Tena en el diseño de esta colección postales
   
   

Julia Montilla


Procediendo de su interés por lo popular, los subproductos de las industrias de la comunicación de masas, los lenguajes audiovisuales, la construcción de lo femenino, las convenciones sociales y culturales de la afectividad y la sentimentalidad o los estereotipos de la felicidad o la fascinación, Julia Montilla (Barcelona, 1970) crea dispositivos visuales en soportes muy variados (video, escultura, fotografía, instalaciones, ediciones, libro de artista, proyectos web, etc.). Esta artista nos confronta con los constructos visuales del entorno cotidiano y nos obliga a reflexionar sobre su historia y su futuro, sus medios, sus estrategias y sus implicaciones ideológicas; que son las de la imagen, las del medio, pero también las nuestras en tanto que definen nuestro modo de vida y nuestra forma de estar en el mundo.

GALERIA
VIDEOS

Jeleton (Gelen Alcántara y Jesús Arpal)


Ser un equipo conlleva una complicación de las categorías. Jeleton se autosugestionan. Hacen de la ‘storia’, cualidad literaria de las formas artísticas, un material maleable con el que elaborar collage. El juego con los elementos existentes es para ellos un posicionamiento vital y un compromiso. Ésta es la función de un ‘art-as-a-second-best’: no la de eliminar o crear nuevos elementos operativos, sino la de leer y reorganizar los existentes. Por lo tanto las imágenes, objetos e historias que producen están basados en referencias, sobre todo en eclecticismos e historicismos varios. Es una búsqueda de lo exótico a partir de su extracción de clase media, y una confusión deliberada de lo sublime y lo corriente. Los aspectos contextuales contemporáneos son elementos existentes y predeterminados, y también forman parte de este juego: proyecto, investigación, producción, sitespecific, work-in-progress, trabajo relacional, se acaban emborronando, y reaprender habilidades artísticas como dibujar, cantar o escribir se convierte en un lance amateurista.

WEB

Jordi Mitjà


El trabajo de Jordi Mitjà (Figueres, 1970), formalmente heterogéneo, lleno de contenido y crítica social, a la vez sensible y poético, de factura conceptual, encuentra sus fuentes en imágenes de la vida cotidiana que el artista registra continuamente. Colecciona experiencias, imágenes, inventa situaciones, indaga en archivos y propone acciones para examinar las reacciones humanas más simples frente a lo imprevisto. Extrae e inventa a partir de la realidad, bien a través de un tratamiento fílmico, bien creando publicaciones u objetos. Sus propuestas suscitan cuestiones sobre el individuo, los comportamientos sociales y el arte.

WEB

Verónica Aguilera


En su trabajo existe uninterés por lo efímero, por la desaparición del objeto como producto de arte y por las dimensiones invisibles de los procesos que constituyen nuestra vida cotidiana. Su pretensión es dar a las obras la capacidad de transportar la experiencia a otro marco conceptual. La huella del tiempo es otra protagonista de su trabajo. En el registro y la lectura del tiempo se cuestionan loslímites de la representación, de la pintura, de la creación o del proceso artístico, así como las fronteras entre las técnicas artísticas y sus materiales. Por último, Aguilera trabaja sobre la frágil línea que separa realidad, ficción, presencia y ausencia, materialidad y evocación. Una meditación sobre la pérdida, el vacío, la soledad, el silencio, y la muerte.

WEB

Javier Peñafiel


El trabajo de Javier Peñafiel (Zaragoza, 1964) puede definirse como un ejercicio personal, una batalla interna entre la razón crítica y la autoridad poética. El denominador común de su trabajo es el esfuerzo permanente por descubrir, y descubrirnos, que los mitos modernos no son sino una proyección de los afectos humanos, de sus ansias y de sus miserias. El trabajo de Javier Peñafiel define un territorio marcado por lo propio, considerando que esto es el lugar de lo auténtico, por ser vivido de forma personal e intransferible, pero también como una esfera un tanto surrealista alimentada, en su caso, por pinceladas de realidad burguesa y sus paranoias con la "normalidad", la niñez, la sexualidad y la locura, es decir: el catastrofismo del sujeto individual con tintes de personaje fugado de un texto de Dovstoiesky.

28 Bienal de São Paulo

Galería

 

Naxo Farreras

La afición por el flamenco es una constante en el escultor Naxo Farreras (Barcelona, 1951). Desde sus inicios ha mantenido un vivo interés por la arquitectura, que le llevó a colaborar con Federico Correo y Alfonso Milá en los setenta o con Oscar Tusquets en la exposición Réquiem por la escalera y en fachada escultórica para la ampliación del Palau de la Música. En sus esculturas de inspiración flamenca, los movimientos apasionados de las curvas que surcan el espacio son una expresión de los sentimientos propios del ser humano: alegría, dolor, pena, esperanza, amor al fin y al cabo.

Samuel Labadie


Samuel Labadie (Bayona, 1978) parte de la proximidad y sencillez del dibujo para hacernos partícipes de sus preocupaciones en el campo del arte. Desde el análisis preciso de aquellos elementos que forman parte de dicho contexto - obra, artista, museo, público… - su producción se centra en una búsqueda (utópica) de nuevas posibilidades de relación entre el hecho artístico y la realidad que nos rodea. Una manera de entender el arte que le lleva a la frecuente construcción de personajes idealistas - o alter egos - que se caracterizan por buscar incansablemente unos ideales que nunca acaban de encontrar.

Blogs: (1) (2)

Carmen de Ayora